La educación sentimental

Seguimos con las emociones en la vida diaria.

También en la escuela juegan un papel primordial, ya que como otras habilidades, se aprenden y se desarrollan gracias a su uso.

La educación emocional no es algo especialmente potenciado en la escuela, ni tradicionalmente ni menos ahora, cuando lo que se busca es que la persona sea competitiva, excelente en su rendimiento, y que tenga buenas estrategias de desarrollo.

En la escuela Montessori, los niños identifican sus sentimientos con dibujos y etiquetas que recogen incluso los cambios a lo largo del día.

Entre las técnicas para evitar la ansiedad en clase, especialmente a la hora de matemáticas, es importante que el alumno identifique los sentimientos negativos y las respuestas fisiológicas al miedo, los neutralice e incluso los utilice para un rendimiento óptimo. Entre otras cosas, puede escribir sobre estas sensaciones incluso antes de tener el ejercicio ansiógeno delante, o leerlo en voz alta, describir uno a uno los pasos para resolverlo antes de ponerse a ello…

La educación sentimental es imprescindible. En palabras del recientemente desaparecido sabio José Luis Sampredro,

Es asombroso que la Humanidad todavía no sepa vivir en paz, que palabras como ‘competitividad’ sean las que mandan frente a palabras como ‘convivencia’.

Creo que este es un tema que puede dar para mucho, solo comencemos hoy con él, a ver si en el futuro nos lo volvemos a encontrar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s